El pleno del Ayuntamiento de Bilbao acuerda tres propuestas socialistas

El último pleno municipal del Ayuntamiento de Bilbao, celebrado la semana pasada, aprobó tres propuestas presentadas por el Grupo Socialista. En concreto, las referidas a la posible organización de un Programa público festivo para Nochevieja; la cesión en condiciones ventajosas de locales comerciales vacíos por parte de la sociedad Viviendas Municipales, como fórmula de apoyo al autoempleo y al emprendimiento y el compromiso de estudiar la creación de una “Escuela Taller de Mayores”. Así lo ha reflejado la prensa local: El Correo, Deia y El País

Escuela de Arte para Mayores

Propuesta socialista: Puesta en marcha de un programa específico de formación en diversas disciplinas artísticas dirigido a las personas mayores de la villa.

¿Por qué?: Porque creemos en la creación cultural como forma de progreso y desarrollo humano. Porque las asociaciones de personas mayores en Bilbao desarrollan una extensa agenda de actividades, entre ellas, las artísticas.

Resultado: Un programa adaptado a las capacidades y a la formación de personas mayores -asociadas o no-, que no han tenido anteriormente oportunidades para su formación artística.

Cesión gratuita de locales desocupados para el autoempleo y el emprendimiento

Propuesta socialista: Poner los locales desocupados de propiedad municipal a disposición de las personas participantes en las iniciativas de autoempleo y emprendimiento de forma gratuita durante el primer año.

¿Por qué?: Porque la creación de empleo debe ser una prioridad para todas las administraciones públicas y los locales comerciales desocupados de propiedad municipal son un complemento excelente para las acciones a favor del emprendimiento o el autoempleo.

Resultado: Creación de empleo en la ciudad y aprovechamiento de recursos municipales no utilizados.

Nochevieja con campanadas en el Ayuntamiento

Propuesta socialista: Puesta en marcha de un programa festivo para la Nochevieja, con actos en diferentes puntos de la ciudad y campanadas de fin de año desde el reloj del Ayuntamiento.

¿Por qué?: Porque la celebración de la despedida y entrada del año es una de las fiestas que más gente congrega. Porque cada vez hay más gente -y también turistas- que disfruta la Nochevieja fuera de los cotillones en salas y hoteles.

Resultado: Dotar a Bilbao de un lugar para poder tomar las uvas en la calle. Una Nochevieja popular y festiva que complementa la oferta existente.

Así ha recogido la prensa escrita la propuesta: El Correo, Qué y Deia

Ninguna vivienda vacía tras un desahucio

Propuesta socialista: Que la Ley de Vivienda del Gobierno Vasco incluya la posibilidad de expropiar temporalmente a los bancos las viviendas que mantengan vacías tras un desahucio.

¿Por qué?: Porque se producen desahucios a diario y se incrementa el parque de vivienda vacía, en tanto que familias enteras pierden su casa o malviven con el miedo a perderla.

Resultado: Que no queden viviendas vacías tras una desahucio hipotecario. Ahora es el momento de proponer modificaciones legislativas eficaces -está en trámite la futura Ley de Vivienda de Euskadi- y el Ayuntamiento de Bilbao debe instar a ello.

Un contrato para decir “Juntos hacemos Bilbao”

alfonso_gilEsta mañana hemos presentado ante los medios de comunicación el inicio de lo que va a ser un proceso participativo en el que todos los bilbaínos y bilbaínas, con sus propuestas, serán los protagonistas del Programa Abierto” con el que concurriremos a las elecciones municipales de 2015.

Vamos a establecer un diálogo sincero con las vecinas y vecinos de la villa para buscar, conjuntamente, las mejores soluciones a nuestros problemas. A los grandes y a los pequeños, porque las cosas pequeñas que, a menudo, pasan desapercibidas, son importantes para hacer una ciudad más grande, en la que podamos vivir mejor.

Por eso hemos dirigido una carta a los bilbaínos y a las bilbaínas: para conocer cuáles son sus preocupaciones y cuáles son las posibles soluciones que proponen. Para que nos ayuden a elaborar el contrato que pretendemos firmar y poder decir “Juntos hacemos Bilbao”.

Convertir el suministro energético en un Derecho Social básico para combatir la “Pobreza Energética”

Propuesta socialista: Impedir a las empresas suministradoras de electricidad, gas o agua que puedan interrumpir el servicio por impago a quienes se encuentren en una situación de vulnerabilidad hasta que se tramiten las posibles ayudas sociales existentes en nuestro sistema de prestaciones sociales. Incluir el gasto energético entre las Ayudas de Emergencia Social y priorizar la rehabilitación energética en los hogares más vulnerables.

¿Por qué?: Porque la “pobreza energética” -aquellos hogares que son incapaces o se ven obligados a destinar una parte excesiva de sus ingresos al pago de la factura energética de sus viviendas- es una de las consecuencias de la grave crisis política y social que padecemos. Porque 7 millones de españoles y más del 4% de la población vasca sufren estas dificultades. Porque esta situación dramática se puede arreglar si consideramos legalmente el suministro de la energía como un derecho social básico.

Resultado: Que las y los consumidores más vulnerables paguen una tarifa social en función de sus ingresos y no del mercado. Que no sufran cortes de suministro, especialmente durante el invierno. Contribuir a implantar una estrategia para la erradicación de la pobreza energética en Bilbao.

Alhóndiga Iñaki Azkuna

Es un merecido homenaje y, desde luego, una iniciativa suprapartidista, porque somos nosotros, los socialistas de Bilbao, quienes proponemos que el edificioemblemático desarrollado en la ciudad bajo los mandatos de un buen alcalde nacionalista lleve su nombre. Me refiero, claro está, a La Alhóndiga y a Iñaki Azkuna.

Azkuna fue, antes que un dirigente partidista, un líder de ciudad, respetado y querido por la inmensa mayoría de las ciudadanas y ciudadanos bilbaínos, al margen de que le votasen o no.

Según parece, la propuesta de los socialistas bilbaínos para honrar de esta manera la memoria de Iñaki Azkuna ha causado cierta sorpresa, por inesperada, en los ambientes de su partido político. Desde luego, esa no ha sido, ni mucho menos, nuestra intención. ¿Acaso no es democráticamente saludable reconocer los aciertos y los buenos oficios de un adversario político cuando es así? ¿No le debe Bilbao un reconocimiento de esa naturaleza a Iñaki Azkuna?

Quiero dejar claro que, ni yo ni las compañeras y compañeros de mi grupo municipal, pretendemos arrogarnos personalmente esta iniciativa, que es fruto de las peticiones que nos han dirigido muchas personas para recordar de algún modo el buen hacer de Iñaki Azkuna.

Esta noticia la han recogido diferentes medios como El Correo, Deia, Gara, El Nervión y El País.