Siempre es un lujo…

Felipe Gonzalez

Contar con la presencia de Felipe González es un lujo. Siempre tiene alguna reflexión interesante que aportar y una experiencia vivida que la avale.

Ayer tuvimos el privilegio de escucharle en el Palacio Euskalduna, en Bilbao, donde abrió el ciclo de conferencias que ha organizado el Partido Socialista de Euskadi con el título “Reflexiones de futuro”.

Felipe habló de modelos globales y de problemas locales, con ese estilo, tan libre y tan suyo, capaz de quebrar un problema complejo para hacerlo inteligible, con propuestas y soluciones concretas y realistas. No está nada mal para quien se autodefine como “un jubilado de 71 años que busca respuestas ante los problemas del mundo”. Una persona que las busca y que, además, las encuentra y comparte.

Suerte a todos

A escasas horas del comienzo de la campaña en Euskadi el PSE-EE parte con opciones de ser como se nos ha denominado el ejercito del cambio, y fuera de ser un insulto, es una gran orgullo tener la capacidad de que la sociedad vasca nos de la posibilidad de cambiar a quienes llevan 28 años de gobierno ininterrumpido. Este cambio no es para “quítate tu para ponerme yo”, sino para respetar las cosas buenas que se han hecho, y cambiar aquellas que bajo nuestra perspectiva se deben de hacer de otra manera. Espero que el respeto entre las diferentes fuerzas políticas que nos presentamos con opciones de ganar, sea una constante, y el insulto y la descalificación no tengan espacio en las intervenciones de los candidatos. Suerte a todos y que la democracia gane, que al fin y a la postre éste es el sistema que nos hace creer en una sociedad que se autodetermina cada vez que ejerce el derecho al voto.

Se me olvido el título

Tengo la sensación de que he quedado mal con mucha gente, en primer lugar con mis lectores a los que he desatendido con una larga ausencia, mas tarde con los amigos que me seguís fielmente en mis escritos, y por último, a mis queridos adversarios (o troles), que ya no les doy motivos para darme caña.

Pues sí, entre las dos campañas que llevo a cuestas, el trabajo del partido que no es poco, la atención a los problemas de los ciudadanos de mi querido Bilbao, la verdad es que he llegado fundido a estas fechas y necesito unas vacaciones que no se si son merecidas, pero os puedo asegurar que si son necesarias.

La salud en primer término y el cansancio, me han hecho estar ausente de algo que como de sobra sabéis me gusta a rabiar, que es el contacto directo con todos vosotros.
Me vais a permitir que me acuerde de nuestro querido amigo Txiqui de la Fuente que también se ha visto golpeado por estos temas de la salud, pero según mis últimas noticias vencidas a día de hoy.
Dejarme que tenga también un grato recuerdo para todos y cada uno de los que están en la fotografía que acompaña a este modesto escrito, por ser los artífices del cambio en Euskadi, todos y cada unos de ellos y muchos más que no tuvieron la fortuna de estar en esta instantánea han dejado un imborrable recuerdo de lo que es trabajar con pasión e ilusión por algo en lo que creen, y háganme caso, vivimos en una país donde eso nos es fácil.

A todos gracias por estar ahí, y después de un periodo de reflexión y descanso, veremos a ver que pasa de todo lo que me rodea para septiembre, en primer lugar esta bitácora de la que me he olvidado en exceso y me siento un poco culpable.

Saludos a todos y buenas vacaciones.