El próximo lunes…

Un café con Alfonso.

Me gusta el café de media mañana. Un breve descanso para interrumpir los quehaceres rutinarios. Un momento relajado para compartirlo con nuestros compañeros y compañeras de tarea o para conocer a nuevas personas, siempre interesantes, que tienen algo que contar y que nos aportan un punto de vista diferente, con esa complicidad especial que se crea en torno a una taza de café humeante.